El Álbum Tierra de Nadie - Carta a los Elkos

Hacía mucho tiempo que Bengi y yo deseábamos abrir esta puerta, reproducir para ti aquella sensación tantas veces experimentada de cerrar los ojos, escuchar música y volar. Dejarse llevar por emociones sin memoria. Detrás de la puerta hay paisajes extraños, desiertos abandonados, playas en invierno, calles solitarias, campos de luto. Nostalgia. Nevada. Reverberación.

Vuelve a mí. Te necesito. Dependo de ti. Aumenta mi fe. Te enfadas por nada. Ya no puedo más. ¿Por qué no te vas? Te quiero. Una foto. Cien fotos. Cada vez que me hundo. Te esperaré. Oh mi amor. Enamórame. América. Cada recuerdo de ti es un naufragio. Basta ya. Mi historia verdadera empieza mal muy mal. Cuando se nubla el horizonte. En tus ojos me pierdo. Diamante azul. En el océano de tu ternura. Las heridas de mi pasado. Vuelve a mí. Vuelve. Vuelve… Resucitaré en alta mar. Resucitaré junto a ti.

¿Cómo puedo explicar estas palabras de fuego? Si mi corazón sangra, ¿cómo puedo restañar la llaga? ¿Cómo puedo encender la llama sin abrasarme, sin morir? Gracias a mi canto: lamento del alma herida. Cuando la vida se complica, cuando pesan las cadenas herrumbrosas de la fatalidad, me arrastro bajo el cielo protector de la Tierra de Nadie. Refugio de mis penas. Acogedor y cálido: materno. Me fascina escuchar el vuelo de la hermosura cuando surge así, como mariposa renacida en lo más hondo de la ciénaga.

Quiero agradecer con toda mi alma el esfuerzo sobrehumano que han realizado Bengi, Marc, Vicen, Jordi y Toni para revestir mi lamento de la música más inteligente, salvaje y creativa que he escuchado en mucho tiempo. Soy testigo de la obsesión artística con la que han afrontado cada una de las líneas instrumentales que tejen la trama del álbum. Es evidente que los gustos musicales de cada persona son territorio sagrado. Yo allí no me permito entrar sin el respeto más profundo.

Pero lo que sí puedo hacer, con toda humildad, es abrirte la puerta de nuestra casa. La casa de ELKO. La Tierra de Nadie. Es una felicidad infinita para nosotros que te sientes a escuchar nuestra música. Puedes quedarte el tiempo que quieras: contigo las horas no pasan. ¡Muchas gracias por venir!

Jaime

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comparte con nosotros tus opiniones sobre Elko!